SOY UNA GUERRERA DE CORAZÓN

 

Me llamo Belén Diéguez, nací en Madrid y soy una guerrera de corazón, alguien que no se rinde ante la adversidad y que no para hasta conseguir sus propósitos.

Toda mi vida me he dedicado a buscar algo que fuera mi pasión, algo a lo que dedicarme con verdaderas ganas y que al tiempo sirviera de herramienta para ayudar a los demás. Lo he encontrado y quiero compartirlo contigo.

Ahora, desde que me levanto hasta que me acuesto en lo único que pienso es en utilizar todos mis recursos y energía para ayudar a gente como yo, como tú, con todo mi corazón.

 

Yo, mis circunstancias y mi pasión

Soy madre de dos hijos increíbles, que ha tenido, a su vez, unos padres con absoluta dedicación a sus hijos. Mis relaciones de pareja no han sido felices y he sufrido las consecuencias de una relación dañina, lo que yo llamo mi villano, que me ha hecho aprender mucho sobre mí misma y me ha convertido en la mujer que ahora soy; es el punto de partida de mi trilogía Secretos de una guerrera, mi primera publicación.

Durante mucho tiempo, por la necesidad de seguridad en el trabajo, no he podido dedicarme en lo laboral a algo que fuera mi verdadera pasión pero sí que he podido hacerlo en lo personal y me he volcado en ella. En la actualidad soy asistente de Dirección Comercial en una empresa. Lo que quiero compartir contigo es mi experiencia y formación como mentora y coaching de crecimiento personal.

Siempre he estado formándome, pero el gran cambio lo puedo situar en 2008 cuando, embarazada de cinco meses de mi hijo menor, me decidí a hacer mi primer curso de Reiki. Fue el inicio de esta vorágine de cambios en la que me encuentro y que me proporciona tantas satisfacciones.

A partir de ese curso me tomé muy en serio mis estudios y formación, un camino en el que he encontrado a gente maravillosa, que me gustaría que conocieras y que te abren los ojos a un mundo nuevo y distinto.

Si hay otra fecha que he marcado en mi memoria es el verano del 2017 donde, un día cualquiera camino en coche de la frontera con Francia, salvé mi vida y la de mis hijos de un accidente. Fue un volver a empezar.

Desde entonces he sido capaz, entre muchas otras cosas, de terminar de escribir y publicar mi trilogía Secretos de una guerrera en la que he puesto lo mejor de mí misma.

 

Yo soy mis aficiones

Mis momentos de ocio tengo claro que quiero usarlos para aquello que tiene que ver con la creatividad y para seguir buscando recursos que ayuden a mis guerreras.

Pero, ¿a qué dedica el tiempo libre una guerrera?

Me encanta disfrutar cada momento de mi vida. Saboreo un beso de mis niños, un abrazo, un café con amigas y disfruto tanto de la brisa en la cara o como del olor de un rico pastel. Mi filosofía consiste en “coleccionar momentos”.

Una de mis más reconocibles pasiones personales es la montaña. No hay nada que me procure más placer que una ruta senderista y estar en contacto con la naturaleza. ¿Has  probado la sensación de un paseo en plena naturaleza? ¿Y de un abrazo a un árbol? Es una recarga de energía espectacular.

Otra de mis pasiones es baile y sobre todo los bailes latinos. Aunque no tengo demasiada habilidad, disfruto de la música. ¿Hay algo más agradable que una música o un sonido que te haga vibrar?

Pero si hay algo a lo que no puedo renunciar es a la risa. Me encanta reír, cualquier excusa es buena para una buena carcajada. Me gusta provocar momentos divertidos que nos hagan reír juntos. ¿Has probado los beneficios de sonreír y reír la mayor parte de tu día?

Escuché una frase hace tiempo que decía: “Sea como fuere, hay que tener en cuenta que la risa es algo muy serio y lo contrario de la risa no es la seriedad, sino el aburrimiento”. Está claro que estoy del todo de acuerdo.

 

Acompáñame

Mi particular travesía del desierto personal y emocional me ha convertido en la mujer guerrera de corazón que soy en la actualidad, capaz de vencer obstáculos y ser feliz cada día pase lo que pase. La felicidad es una elección de cada mañana al despertar.

No puedes elegir tus circunstancias pero sí puedes elegir la forma de enfrentarte a ellas.

¿Quieres salir de donde estás y llegar donde sientes que tienes que estar?

Acompáñame.

 

Tengo algo que hacer y vamos a hacerlo

En un futuro cercano quiero crear una Fundación relacionada con la superación de las relaciones dañinas, centrada en potenciar la autoestima de las mujeres para enseñarles, con ayuda de mi experiencia y conocimientos, cómo utilizar a su favor sus malas vivencias, cómo descubrir todo su potencial y su pasión.

Después de un montón de años de pasarlo mal y lamentarme, de pronto un día, de una manera completamente inesperada, fui consciente de que todo lo que me había ocurrido no era por casualidad, que nada era porque sí. Que podía ayudar a otras mujeres como yo a ahorrarse las cosas por las que he pasado.

Pensé entonces que si yo era independiente económicamente, una persona con carácter y, sin embargo, había soportado sin rebelarme muchas cosas. ¿Cuántas mujeres en el mundo habían aguantado mucho más?

Y eso fue lo que necesité para decidirme de una vez por todas a dirigirme a ti, querida guerrera de corazón.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha este enlace para mayor información.